QUATRE RATLLES RCDE. Concurs de relats col·lectius.

Bases concurs

Queden: 0 dies

Queden: 2 torns

Portem: 8 de 10 torns

Torns saltats: 4 torns

Data límit: 31/01/2016

Li toca a: -

FUERA DE LUGAR (Castellano. Relato 10)

Si vols compartir aquest relat...   

Volví a mirar la entrada para asegurarme del todo. No quería que me ocurriera como en el teatro, cuando me equivoqué de butaca. Y de día. Y de teatro. No, esta vez no había duda. La entrada era para ese partido, y para ese asiento. Así que me armé de valor y dije, suavemente: “Perdone, creo que se ha sentado en mi sitio”. Parecía que las palabras no querian salir de mi boca, estaba tan nerviosa, me temblaban tanto las piernas, apenas podia articular palabra, tanto tiempo esperando y ahi estaba yo cumpliendo mi sueño, en mi estadio. Me armé de valor de nuevo e intentando que las palabras salieran de mi boca volvi a repetir:"perdone,creo que se ha sentado en mi sitio" Levante la mirada del suelo y le mire fijamente a los ojos, no me lo podía creer, ahí estaba sentado en mi asiento con la camiseta blanquiazul y su bufanda al cuello, en ese momento sentí que la respiración se me cortaba, y las piernas me temblaban tanto que pensé que me iba a caer de repente al suelo El me miró, note como sus mejillas se iban ruborizando, y me dijo: "Perdona no me fije en el número de asiento y me he equivocado", despacio ocupó el asiento de al lado, yo seguía sin dar crédito, a los nervios de ver el partido en mi estadio, ahora se sumaba verlo al lado de mi ídolo de la infancia No podía ser más que un guiño del destino. Después de tantos años queriendo disfrutar de mi querido Espanyol, encima iba a hacerlo al lado del máximo goleador catalán de la historia: Raúl Tamudo. Se me pasaron tantas cosas por la cabeza,,, Pero mi lengua tomó el liderazgo y no tuvo nada mejor que decir: "Sí, te has equivocado". Tomé asiento y, mientras empezaba el partido, mi atención se centraba más en mi compañero de grada que en el juego. A mi mente venían todas las ocasiones en las que él había conseguido cambiar mi estado de ánimo, haciéndome ver que lo imposible no lo era. Una ovación me sacó de mis pensamientos. Miré el marcador y lo vi. Minuto 21. Ese minuto que tantas veces había vivido con emoción, tomó un nuevo cariz. Tamizo estaba emocionado. Parecía vivir con profunda pena el recuerdo de quién cogió su relevo como capitán blanquiazul. Raúl se dio cuenta de mi perplejidad y me hizo un guiño de proximidad, dejando muestra de su humanidad. Pero lo importante era el partido. Se me hacía difícil ver a un crack en la grada, cuando su sitio estaba en el campo, huyendo de defensas rivales y perforando la portería rival. El partido necesitaba a alguien como él,muero el tiempo pasa para todos, incluso para nuestro ídolo. Los nervios se notaban y Raúl se sentía fuera de lugar. El partido se nos ponía en contra, nos acababan de empatar, y nos estábamos jugando muchísimo, en la grada había una mezcla de nerviosismo y tristeza que nos inundaba a todos, yo no podía estar quieta en mi asiento y en cada jugaba me levantaba enérgicamente de él, no paraba de mirar al cesped, a Tamudo, al cielo...intentando buscar aquel gol
Filtres:
  • Tots a l'estadi: En directe, molt millor 

El concurs s´ha acabat!

Per fer login introdueix el teu usuari i contrasenya:


Utilitzem cookies pròpies i de tercers. Si continues navegant considerem que acceptes aquestes cookies.
Pots canviar la configuració del teu navegador en qualsevol moment. Política de cookies